Cognición y Conducta

LA PSICOLOGÍA Y EL PARKINSON.

Si la psicología se puede definir como la disciplina que investiga los procesos mentales, afectivos y conductuales de la persona, ¿qué relación podría tener con la enfermedad de Parkinson?

La respuesta es simple: quienes padecen la enfermedad son personas, las cuales presentan las tres características principales de la definición, abriendo un campo nuevo a un trabajo transdisciplinario en donde el principal objetivo es que el paciente sea atendido de la mejor manera por distintos especialistas y a su vez, se incremente la calidad de vida del mismo.

La labor del psicólogo es crucial en el camino de la enfermedad, puesto que será el principal aliado tanto con el paciente, como con los cuidadores. Enfocándonos en el paciente de manera empática.

  • ¿Qué emociones puede sentir al momento en que se le brinda un diagnóstico como tal?
  • ¿Cómo impactará su día a día el hecho de que diversas de sus actividades ya no las puede realizar con la misma facilidad y agilidad que antes le caracterizaba?

Es en este punto en donde la disciplina aparece en la enfermedad; mostrándose como un soporte y una escucha activa a lo largo del camino, convirtiéndose en un acompañante fiel ante las diversas dificultades que el paciente pueda presentar, trabajando como una luz a lo largo de un túnel de emociones y cambiando la visión que se llegase a tener acerca de la enfermedad, esto nos lleva a crear una nueva mirada sobre la enfermedad, en donde en lugar de verla como una enemiga, la convertimos en un compañero más del día a día.

Grupos de Apoyo en Parkinson

Entonces; ¿qué hace un psicólogo atendiendo pacientes con Parkinson? De acuerdo a todo lo anterior es el profesional de la salud, que se convierte en la escucha de un sufrimiento constante, de dudas sobre el futuro y principalmente adquiere el rol de maestro al enseñar al otro a tener un encuentro consigo mismo, que le permita entender y conocer todas sus capacidades en relación a la enfermedad.

Por otro lado, conocemos que el ser humano es un ser biopsicosocial, por ende, sabemos que un paciente jamás llegará solo a consulta; al contrario, su nivel familiar-social aparece con todas sus fuerzas siendo el mayor apoyo del paciente, abriendo otro campo de intervención.

La psicología también guía en este camino a esos familiares que la mayoría de las veces llegan al consultorio con más dudas y sufrimiento que el paciente mismo. Se les recuerda una individualidad que a veces se disipa en el camino de la enfermedad, se les recuerda que toda base en este proceso es el camino del amor hacia uno mismo y hacia el paciente, ya que muchos cambios llegarán a afectar la dinámica ya conocida hacia una dinámica de altibajos, en donde es mejor tener una visión positiva ante los días no tan buenos que enfrascarse en algún obstáculo que se llegue a presentar.

Psic. Sofía González García /https://neuroprisma.com/psic-sofia-gonzalez-garcia/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .